Tropas de Montaña

Las primeras referencias a tropas especializadas se remontan a la creación en 1645, por orden de Felipe IV, de un grupo “formado por gente robusta y ligera para maniobrar en terrenos difíciles“, que se constituó como Tercio de Voluntarios de Valencia y estaba frmado por gentes de la agreste comarca del Maestrazgo.

Pocos años después, exactamente en 1683, con ocasión de la Guerra de Cataluña que mantuvo Carlos II contra Luis XIV de Franca, se formó un grupo conocido como Miguelete, organizado por Miguelot de Prats con voluntarios de la comarca de la Cerdaña, que combatiron en ésta y en el Rosellón. A medio camino entre tropas ligeras y guerrilleros, se organizaon diersas unidades de Migueletes a los qe se encargó la defensa de los valles habitados durante la Campaña del Rosellón y la Guerra de Independencia.

En 1762 Carlos III ordenó la reorganización del Ejército, lo que impulsó a los reformadore a disponer de tropas de montaña que se adaptaran a la orografía peninsular y de los países bajo dominio español.

Se constituyó el Regimiento de Voluntarios de Aragón y dos Regimientos de Voluntarios de Cataluña que incluían, cada uno, dos batallones de cuatro compañías de cazadores. En Ultramar también se requería el empleo de estas fuerzas, por lo que se creó una Compañía de Fusileros de Montaña en México a semejanza de otra que ya existía en La Habana.

Como consecuncia de la reorganización, en 1784 se crearon las Compañías de Artillería de Montaña en los Ejércitos de Aragón y Cataluña. Contaban con cañones de cuatro pulgadas transportados a lomo de acémilas. Tas la desaparición del nuevo Reglamento de Infantería de 1792, se disolviron los regimientos de montaña para dar paso a una infantería ligera encuadrad en batallones, como los voluntarios de Aragón, Cataluña, Tarragona, Gerona, etc. Las necesidades operativas llevaron a crear o suprimir las unidades de montaña según fuera la amenaza, utilizándose ésta en el Rosellón y la Cerdaña entre 179 y 1794, disponiéndose de 14 Batallones de Cazadores en la reorganización llevada a cabo por Godoy en 1802.

Finalizada la Guerra de la Independencia, se decidió en 1815 a reorganizar el  Ejército. Los trece Batallones ligeros se redujeron a seis compañías de Cazadores en 1827, el General Conde incluye en sus tropas una formación regular de Artilléría de Montaña con un montaje adecuado para su transporte a lomo, y en 1833 el “Prontuario de Artillería” de Salas incluía un capítulo entero dedicado a la de montaña, fruto de los estudios realizados por un Comandante designado a seguir la expedición de los franceses a Argel.

En 1847 se decidió crear uniddes tipo Batallón de Cazadores, formándose los siguientes: Cataluña, Tarragona, Barcelona, Barbastro, Viella, Tarifa, Chiclana, Figueras, Ciudad Rodrigo, Alba de Tormes, Arapiles, Baza, Simancas, Las Navas, Antequera y Vergara, a los que se añadirían a partir de 1856 los de Llerena, Segorbe, Mérida y Alcántara y las compañías de Cartagena y La Coruña, creadas el 31 de enero de 1863.

Entre 1869 y 1874 se crearon uevos batallones de cazadores tanto en territorio peninsulr como de ultramar, naciendo los de Mendigorría, Alcolea, Santander, Reus, Cuba, Puerto Rico, La Habana y Manila.

En 1889, el esquema se amplía a 20 Batalloes de Cazadores y unidades de Artillería, Zapadores, Sanidad, Administración y Telégrafos de Montaña, medios implementados en las reorganizaciones de 1899. 1919 y 1921. En 1924, unos siete mil hombres estaban destinados en dos brigadas especializadas que contaban con la Sección de Guías (constituida por individuos conocedores del país y con capacidad para conducir a las tropas por las rutas más adecuadas), de Obreros y Explosivo (encargados de proporcionar los medios ligeros para permitir la maniobra del resto) y de Esquiadores. Esta última encargada de realizar acciones especiales rápidas y flexibles, como los organizados en 1930 en la Sierra de Guadarrama para formar oficiales en las técnicas del esquí.

La Guerra Civil propició las adaptaciones propias de un conflicto bélico, creándose, entre otros, los Batallones de Esquiadores del Guadarrama y Pirineos, y la Patrulla de Esquiadores de Sierra Nevada, unidades disueltas al finalizar la campaña. En 1940 se realizó en Ronda un cursillo de técnica de escalada; el gran éxito que obtuvo incidió en la promulgación del Decreto de 31 de Diciembre de 1943 para prmover la formación de ocho Agrupaciones de Montaña, con tres Batallones y una Sección de Especialistas Esquiadores, transformada esta última en Compañía a partir de 1945.

En 1943 se creó también la Inspección de Tropas de Montaña en el Estado Mayor Central, con la finalidad de dirigir la organización, instrucción y equipamiento de las Agrupacionesm, promoviéndose cursos de esquí para mndos en Candanchú, Nuria y Puerto de Navacerrada, y de escalada realizados en Los Arañones, en las cercanías de Canfranc.

Ests experiencias fueron paralelas a la promulgación de la Instrucción General nº 2 de Agosto de 1943 por la que las tropas especializadas quedaban encuadradas en la División de Montaña nº 42 con Cuartel General en Lérida, la División de Montaña nº 51 con Cuartel General en Zaragoza, División de Montaña nº 52 con Cuartel General en Huesca y División de Montaña nº 62 con Cuartel General en Pamplona, integradas a su vez en el IV, V y VI Cuerpos del Ejército, y configurada cada una por seis Batallones de Cazadores, un Regimiento de Artillería, un Batallón de Zapadores, una Compañía de Transmisiones, un Grupo de Intendencia y otro de Sanidad, y una sección de Veterinaria. El esfuerzo realizado en las anteriores quedó plasmado en la Orden nº 41 de 25 de Febrero de 1944, donde se delimitaba la ead de los mandos destinads en ellas y se les gratficaba con dos meses de permiso anuales y un incentivo del 20% del suldo. En 1945 se crea la Escuela Militar de Montaña (EMM) como centro básico para la enseñanza de la especialidad.

La disolución de algunas unidades que se habían dedicado a la lucha contra el maquis llevó a crear en 1947, las Agrupaciones Mixtas de Montaña nº 11 de Figueras, nº 12 de Llavorsí, nº 13 de Boltaña y nº 14 de Villalba, pasando a partir de 1951 a constituir el tercer Regimiento de cada una dels Divisones de Montaña que, a parti de 1960, y en virtud de la I.G. nº 160-115, pasarían a depender del Capitán General de la Región Miitar en que estaban ubicadas.

Un año después, por la I.G. nº 4161-2, recibieron nombre identificativo, pasando la nº 42 a denominarse Urgel, la nº 51 Teruel, la nº 52 Huesca y la nº 62 Navarra, complementándose su estructura a partir de 1962 con un Grupo de Cañones 75/22, una Compañía Mixta de Zapadores y una Sección de PC. En 1965 se conoció la I.G. 165-142, que articulaba las fuerzas del Ejército en los núcleos de Intervención Inmediata y Defensa Operativa del Territorio (DOT), incluyéndose en esta últimas la División de Montaña “Urgel” nº 4, la Division de Montaña “Navarra” nº 6 y la Brigada de Cazadores de Alta Montaña. En cada una de las divisiones se constituyó un Cuartel General, u Núcleo de Tropas Divisionarias (NTD) y una Brigada. El N.T.D. incluía una Compañía de Esquiadores-Escaladores, un Regimiento Acorazado de Caballería, un Regimieto de Artillería de Campaña, un Regimiento Mixto de Ingenieros, una Compañía de Transportes y la Música Divisionaria, mientras que la Brigada tenía un Cuartel General, dos Regimientos de Cazadores de Montaña, un Grupo de Artillería a Lomo y la Agrupación Mixta de Encuadramiento con Compañía de Intendencia, Batallón Mixto de Ingenieros, Compañía de Sanidad y Unida de Veterinaria.

La I.G. 20/85 de 1985 promovió el cambió de numeral de la “Navarra” por el nº 5, integrándose la nueva Brigada Motorizada II, que incluía el Batallón de Carros de Combate “Burgos” IV/30 provisto con M-47E. También se incrementaron los efectivos de la “Urgel” en 1986 con la inclusión de la Brigada de Cazadores de Alta Montaña en su organigrama.

Tras diversos cambios de nombres y de ubicaciones llevados a cabo en 1989, 1992 y 1993, se publica la Orden 84/1994 de reorganización del Ejército de Tierra (Plan Norte) que promueve la desaparición de las dos divisiones, quedando solamente una Brigada de Montaña que pasará a estar encudrada en el Núcleo de Apoyo de la Fuerz de Acción Rápida (FAR), recibiendo por Resolución 562/07546/96 de 21 de Junio de 1996 la denominación “Aragón” I.

Anuncios

3 comentarios to “Tropas de Montaña”

  1. jose Says:

    quisiera saber que pasó con el regimiento mixto de ingenieros nº6 situado en los acuartelamientos de loyola

  2. ignacioteixido Says:

    Amigo José.

    Por lo que he podido saber el Regimiento Mixto de Ingenerios nº 6 de San Sebastián, en el año 1986 fué trasladado a Burgos, denominandose Regimiento Mixto de Ingenieros nº 5

    Un saludo.

  3. Luisa Salas Says:

    Alguien posee algun registro o foto del Batallon de Cazadores de Montaña de Ronda, Nº 6 entre los año 1920 y 1923 ?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: